martes, 23 de abril de 2013

Corredor no natural

Aquella acequia se había convertido en su celda. 



Una cárcel alargada que pone a prueba a los animales que quedan atrapados dentro, y que en muchas ocasiones, significa su muerte.

Recorrer longitudinalmente el cauce de hormigón es su única oportunidad , pero ............¿ hacia donde?. Son muchos los kilómetros a recorrer medio andando y medio nadando, hasta encontrar, con un poco de suerte, una salida.

La aventura puede ser larga, y dependiendo de las condiciones físicas del animal, el agotamiento es el que vence.


En ocasiones los animales se destrozan las pezuñas intentando salir trepando por las paredes de hormigón, que generalmente  tienen demasiada pendiente para ascender por ellas.

Hacer unas salidas en estas grandes conducciones de agua ayudaría a evitar muertes y lesiones a numerosos  mamíferos, así como a anfibios, reptiles e incluso aves.



Este jabalí todavía tenía fuerzas para seguir. Si llegó a la salida antes de que otros lo encontraran a él, quizás pueda recorrer sotos, montes y campos de cultivo durante unos cuantos años más.


2 comentarios:

  1. Creo que esto se deberia de mover por ahi (gobierno,Gurelur,Gorosti,etc...)....es una verguenza!! ademas lo cazadores tambien salen perdiendo!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar